Tipos de masajes en un spa

Tipos de masajes en un spa

tipos de masajes en un spa

 

Cuando decides dar el paso a la relajación y te lanzas a un spa, hay muchas cosas que tener en cuenta, como por ejemplo los tipos de masajes en un spa. Lo mejor es que te dejes asesorar por los expertos del centro cuando tienes dudas sobre cuál es el mejor para ti. Pero para que tengas una idea un poco más clara de ellos, vamos a ver cuáles existen y qué función cumplen.

Qué tipos de masajes en un spa existen

Está claro que los beneficios de recibir un masaje son muchos y que no sólo nos ayudan a relajarnos sino también a que liberemos endorfinas y que nuestro cuerpo se recupere de algunas lesiones.

Dentro de los muchos masajes existentes se destacan:

  • Masaje de relajación: Se tratan de masajes con técnicas muy suaves que tienen como fin el hecho de estimular. Generalmente se hace una presión pero con mucha suavidad y algunos deslizamientos que permiten así que todo el cuerpo se vaya relajando poco a poco.

 

  • -Masaje descontracturante: Es una técnica un poco más intensa que tiene como fin el hecho de poder descontracturar toda la musculatura de la persona a través de algunas enlogaciones y estiramientos que se van añadiendo al propio masaje.

 

  • -Masaje deportivo: Masaje que se da principalmente para regenerar la musculatura después de un ejercicio físico intenso. Se hace generalmente con movimientos rápidos y con otro tipo de técnicas que ayudan a descontracturar el cuerpo en su totalidad.

 

  • -Masaje con piedras calientes: En este masaje se acompañan de unas piedras que están previamente calientes y que harán que la musculatura se relaje al máximo. También se utilizan algunas maniobras especiales para ayudar al cuerpo.

 

  • -Masaje con drenaje linfático: Se trata de un masaje que tiene más que nada un fin estético en donde se hacen movimientos con distintos ritmos que ayudan a estimular al circulación linfática y a eliminar todas las toxinas.

 

  • -Masaje reductor: Terapia especial que permite que el cuerpo se vaya moldeando y regenerando a través de técnicas rápidas e intensas.

 

Para que estos masajes tengan un efecto real en la persona se recomienda realizarlos con frecuencia y combinarlos con otro tipo de tratamientos específicos según los objetivos de cada uno. Desde luego, recibir un masaje relajante es una forma de mimar nuestro cuerpo y de hacer que nos sintamos en paz interiormente.

Ahora que conoces los tipos de masajes en un spa, tan sólo te queda tomar la decisión de cuál de ellos vas a elegir en tu próxima visita.