Cómo me puede ayudar un masaje relajante

masaje relajante

Dentro de los muchos masajes que existen cuando vamos a un spa o a un centro de estética, uno de los más demandados es el masaje relajante. Aunque su nombre ya de por sí indica cuál es el objetivo que se tiene con él, los beneficios de un masaje relajante van mucho más allá de eliminar el estrés de la persona.

El masaje relajante es una técnica que se ha ido profundizando con el paso del tiempo a través de técnicas orientales y escuelas de masajes. Existen diversas modalidades pero todas tienen en común el hecho de realizar pases muy suaves de forma manual sobre el cuerpo del otro para generar así un proceso de relajación máximo y placentero.

A diferencia de lo que existe cuando se hacen masajes terapéuticos en donde se trabajan aquellas zonas que son más sensibles y en donde hay más dolor, en muchas ocasiones, en ese tipo de masajes, incluso se llega a generar mayor dolor posteriormente, como cuando se va al fisioterapeuta.

Un masaje relajante puede ayudarme en muchos aspectos como por ejemplo:

  • -Eliminar el estrés
  • -Alivia la ansiedad que se padece
  • -Al tener contacto con otra persona se beneficia la eliminación de una posible depresión o similar.
  • -Si pasas mucho tiempo sentada o de pie, puede que tengas problemas de circulación o retención de líquidos por lo que un masaje relajante te ayudará a estimularlo.
  • -Cuando aprendes la técnica lo puedes aplicar en casa junto a tu pareja para mejorar con ello la comunicación.
  • -Alivia dolores musculares en la zona de la lumbalgia, cervical, etc.

 

Es importante que en todo momento el masaje relajante sea dado por parte de un profesional que conozca la técnica y que cuide en todo momento al cliente.

Generalmente, el masaje se da en una camilla o hay algunos centros o especialistas que prefieren darlo en un tatami. El paciente estará cubierto con toallas. Para el masaje, se hace uso de aceites que ayudan a suavizar las manos de la persona. Estos aceites pueden variar según la práctica.

Se suele colocar un poco de música suave para que la persona se relaje y se da el masaje siempre en silencio.

La extensión del masaje puede ser de 40 minutos a una hora.

Sin duda la ayuda de un masaje relajante puede ser muy positiva para nuestra vida.