Ventajas de un masaje balinés

masaje balinés

 

El masaje balinés proviene de la isla de Bali, una de las tantas islas que forman el archipiélago indonesio. Por miles de años, la isla fue el punto de encuentro con barcos que llegaban desde India, China y Tailandia. Así es como el masaje balinés tiene una mezcla de los masajes y tradiciones de estas culturas.

Para realizar un buen masaje balinés se utiliza una mezcla de técnicas en donde se realizan estiramientos, distintos tipos de acupresión, amasamientos utilizando tanto las manos como también otras partes del cuerpo como por ejemplo las rodillas o los pies.

El gran objetivo de un masaje balinés es incorporar efectos relajantes y sanadores en la persona haciendo así que se eliminen algunas patologías como pueden ser los dolores musculares o las propias migrañas.

Beneficios generales del masaje balinés

Dentro de los muchos efectos positivos que te encontrarás en el masaje balinés se destacan:

 

  • -Eliminación de dolores musculares
  • -Eliminación de migrañas
  • -Ayuda al trastorno del sueño
  • -Disminuye los estados de ansiedad o de depresión
  • -Favorece al ritmo cardíaco
  • -Apertura de canales energéticos
  • -Mejora la circulación sanguínea
  • -Aporta efectos de drenaje linfático
  • -Elimina la celulitis
  • -Mejora la concentración
  • -Ayuda a la memoria
  • -Tonifica los músculos
  • -Mejora cualquier tipo de problema respiratorio o de alergias

 

Funcionamiento de un masaje balinés

Cuando nos realizamos un masaje balinés tenemos que saber que en nuestro cuerpo contamos con distintos puntos energéticos las cuales están tanto en las venas, en las arterias, nervios o tendones. Con el masaje balinés se van a activar estos puntos con el fin de aportar una gran relajación.

El especialista colocará distintos tipos de aceites naturales que darán un efecto tranquilizador y de calma en la persona.

Las variaciones que tiene el masaje son muy diversas, aunque existen dos metodologías que podemos decir que son las más utilizadas. En una de ellas se coloca a la persona sobre una camilla, se coloca aceite tibio y se utiliza una presión media. En otra variación, se realiza el masaje en un futón, en donde se utilizan los pies para dar el masaje utilizando una presión media en todo momento.

El masaje se realiza en todo el cuerpo y tiene como fin el alcanzar todos los tejidos a través de la presión ejercida en cada parte.

Si te interesa obtener todas las ventajas de un masaje balinés, puedes reservarlo en alguno de nuestros spa urbanos.